Abriendo Manifesta

Intro

El concepto, la misión y los objetivos de la bienal de arte contemporáneo Manifesta son interesantes e innovadores y representan una oportunidad significativa para el desarrollo local de las comunidades en las cuales se realiza el evento. Desafortunadamente, su estructura bastante jerárquica y cerrada limita el desarrollo integral del potencial que Manifesta tiene.

Mi aportación, si Ud. querrá contar conmigo, es ayudaros a abrir vuestro modelo organizativo, hacerlo más flexible, horizontal, colaborativo y participativo y así mejorar los flujos de trabajo y comunicación.

El objetivo de mi trabajo es involucrar profundamente la comunidad que acoge Manifesta, en este caso Limburg, desde la génesis del proyecto para conseguir que el evento resulte relevante para y consiga el apoyo de la entera comunidad y, sobre todo, para sentar las bases para un sólido desarrollo local que pueda continuar tras acabarse la bienal.

El gobierno local

El primer aliado de Manifesta tiene que ser el gobierno local, pero no solo como escenario y patrocinador del evento, a través de la cesión de espacios y de publicidad por las vías publicas, sino adoptando una lógica de co-producción. Esto es fundamental para que las semillas que se siembran con Manifesta puedan crecer más allá del evento en si: el gobierno local tiene el deber de impulsar el desarrollo local involucrando en el proyecto a empresarios, artistas, escuelas, asociaciones y el conjunto de la sociedad civil. Es importante que haya un coordinador de toda esta red y este podría ser el gobierno local tanto para asegurar continuidad al asunto como porqué es impensable, e inoportuno, que se coordine todo desde Manifesta.

Si el gobierno local ya ha suscrito el programa Agenda 21 sería útil ver cuales sinergias se pueden dar y como puede encajar el macroevento de la bienal en su estrategia, en el caso contrario, Manifesta podría ser una buena ocasión para empezar a elaborar la Agenda 21 de la ciudad.

Las estructuras educativas

Otro organismo publico-administrativo que me parece fundamental involucrar son las estructuras educativas, a cualquier nivel. Según las edades, los medios y el entusiasmo de cada una se pueden implementar programas de estudio, proyectos, talleres, … que acerquen los estudiantes al mundo del arte contemporáneo y/o que traten otros argumentos a través del arte. Estuve recientemente en un importante festival literario británico y vi dos iniciativas en este sentido. En un caso, una escuela local trabajó durante un año como expresar a través de esculturas de papel el tema de la literatura y los libros. Cada clase de la escuela elaboró una escultura y todas ellas fueron expuestas en los espacios del festival. Lo que me pareció particularmente acertado es que no fueron relegadas en una salita donde solo los estudiantes y sus padres hubieron, probablemente, ido a verlas, sino que estaban diseminadas por el festival atrayendo la curiosidad y el interés de cada visitante.  La segunda iniciativa veía implicada a una sola clase y un profesor particularmente iluminado que, previo un profundo trabajo en clase, participó en el festival acudiendo a charlas, teniendo encuentros con escritores, ayudando en las tareas organizativas para entender como funciona el festival desde dentro, hablando con los patrocinadores,….

Los agentes culturales

Considero también importante involucrar a los agentes culturales locales tanto dentro del programa oficial de la bienal, a través de co-producciones de Manifesta con artistas, galeristas y gestores culturales locales, como, y sobre todo, impulsando iniciativas paralelas (una especie de fringe biennale) que se desarrollen antes, durante y después del festival. Estos pueden ser talleres, conferencias, exposiciones, obras de artes escénicas, elaboración de documentales, ciclos de cine, conciertos y un largo etcétera. Por un lado, Manifesta es un evento relevante al que acuden visitantes, periodistas, agentes culturales internacionales y que proporciona un optimo escaparate para el mundo cultural local, por otro lado, Manifesta misma encuentra en el dialogo con el tejido cultural autóctono una oportunidad de enriquecimiento, de perspectivas distintas y novedosas, de mejor entendimiento de la realidad en la que se encuentra. Algunas iniciativas pueden ser de carácter temporal, pero otros pueden transformarse en proyectos más estables que impulsen la creación y el desarrollo de la industria cultural local.

Las empresas

Las empresas locales también tendrían que estar involucradas. Además del patrocinio clásico en dinero o en especie, las empresas pueden sostener iniciativas especificas y que involucren a la entera ciudad como, por ejemplo, un concurso de fotografía sobre un tema concreto abierto a todos. En lo que concierne el sector de la hostelería y del turismo, me parece que Manifesta hasta ahora ha trabajado de forma correcta y que una estrecha colaboración con la oficina de turismo local y las empresas de sector es la vía a seguir.

Las asociaciones

A nivel de asociaciones las sinergias pueden ser muchas y variadas, dependiendo de la especificidad de cada una de ellas y del punto en común con Manifesta. En el festival literario sobrenombrado participaron Amnesty International y Oxfam. La primera tenía una pequeña carpa dentro del festival desde donde sensibilizaba sobre los derechos humano haciendo hincapié en la libertad de expresión a través de charlas con periodistas y escritores. Además lanzó una nueva campaña fotografiando a los autores más mediáticos y conocidos presentes en el festival con una pancarta de la asociación sobre la libertad de expresión. Oxfam recogía libros de segunda manos para distribuirlos luego a bibliotecas, orfanatos y escuelas promocionando la alfabetización en los países en vía de desarrollo. Sinergias de este tipo son muy beneficiosas y útiles para ambas partes: por un lado las asociaciones gozan de visibilidad y tienen la posibilidad de llevar a cabo sus iniciativas, por otro lado el festival goza de buena reputación, y hace algo realmente útil, apoyando a estas asociaciones.

La sociedad civil

Finalmente, hay la sociedad civil, en realidad la que más es relevante involucrar ya que sin el apoyo de la gente, su participación, su entusiasmo, sus criticas, sus aportaciones Manifesta se convierte en un macroevento cultural más, estéril y aislado de la comunidad en la que se celebra y absolutamente inútil en lo que refiere a desarrollo local sostenible. Ya hemos visto como desde el gobierno local, las escuelas, la industria cultural, las empresas y las asociaciones se pueden y deben impulsar iniciativas vueltas a involucrar a la sociedad civil, pero se puede y debe ir más allá. Por primera vez este año, en el ya famoso festival literario del cual he traído tanta inspiración, se ha impulsado un proyecto que me parece estupendo. Con el patrocinio del gobierno regional se organizó una especie de juego-concurso que consistía en 3 momentos de encuentro entre personas, colectivos, micro-asociaciones,… y el publico. Cada encuentro tenía un tema “Integración cultural”, “Protección del medioambiente” y “Dinamización de la comunidad”. Durante una hora, con un publico que pagaba para participar al evento, cualquiera que tuviera un proyecto inherente con el tema objeto del evento podía subirse al escenario y presentar en 5 minutos su idea. Terminadas las presentaciones, el publico votaba el proyecto que le pareciera mejor y el ganador se llevaba 10’000 euros para emprenderlo. Tomando ejemplo de esta iniciativa Manifesta puede desarrollar un proyecto similar alrededor de las temáticas en las que mejor se identifica utilizando además las nuevas tecnologías de comunicación como foros, wikis, blogs,…. No solo involucra a la sociedad civil en Manifesta, sino que participa activamente en la creación de dinámicas de desarrollo local a largo plazo.

La comunicacion

Finalmente, desde un punto de vista comunicativo, considero que Manifesta tiene que abrirse más y, además de asegurarse la cobertura mediática tradicional, investir en las nuevas formas y vías de comunicación buscando la colaboración con blogueros, creadores audiovisuales (por ejemplo, lanzar un concurso para la creación de un video promocional en Internet), diseñadores gráficos (por ejemplo, recogiendo en la web ideas para el merchandising o el cartel), fotografos,…. Eso permitiría a Manifesta convertirse realmente en un evento que va desde lo local a lo global, abierto, participativo e innovador.

¿Qué le parece Directora?

http://cultura-abierta.blogspot.com/2011/05/semana-12-expansion-del-entorno-para-el.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s